La película

‘Desmontando La Estupidez’ es un viaje dialéctico y reflexivo entre dos procesos paralelos, una investigación psicológica y el montaje de una obra teatral, poniendo de manifiesto la propia naturaleza difusa de la identidad y la fina línea entre la realidad y la ficción.

Sinópsis

Esta película documental está protagonizada por la Compañía Feelgood Teatro y por un equipo de psicólogos de la Universidad Autónoma de Madrid. Nos muestra cómo se realiza el proceso de montaje de la obra teatral ‘La Estupidez’, del autor argentino Rafael Spregelburd, desde la lectura inicial del texto hasta su estreno comercial y, en paralelo, cómo el equipo de psicólogos observa, analiza e indaga en los procesos y elementos psicológicos que configuran el acto de actuar utilizando el propio metraje del documental como herramienta de análisis.

Finalmente, se muestra cómo se presentan los resultados a la comunidad científica internacional.
‘Desmontando La Estupidez’ es un viaje dialéctico y reflexivo entre estos dos procesos, que pone de manifiesto la propia naturaleza difusa de la identidad.

Contribuye

 

La obra

cartel-oficial-la-estupidez

La reflexión del documental se centra en torno al hecho de actuar, del fingimiento, del personaje que todos somos en nuestra vida cotidiana y cómo ponemos en movimiento ciertos procesos al interactuar y enfrentarnos a cualquier situación, cosa que todos, como personas y como personajes de nosotros mismos, realizamos de manera inconsciente.

Son los actores los únicos que se enfrentan al reto de hacer este proceso a la inversa, brindándonos, tanto a los investigadores, como al espectador, la oportunidad de observar este proceso.

desmontando-la-estupidez-09-10

 

La investigación es el vehículo a través del cual la película explora las entrañas de esta construcción real de una ficción, y es esta investigación la que plantea al espectador las preguntas que nos llevan a desgranar las escenas, los personajes y los actores.

Del mismo modo, es la obra la que nos abre las puertas del proceso de investigación académica, su planteamiento, metodología, categorización, análisis y conclusiones, mostrándonos y haciendo explícito todos los procesos que intervienen en este análisis.

El tratamiento visual se basa una mezcla de formatos y recursos. Planos robados al más puro estilo voyeur o mosca en la pared se intercalan con planos en que los actores actúan para la cámara, o incluso la blanden, diarios personales de los actores grabados desde sus propios teléfonos móviles, el grupo de investigación reunido en un seminario de la facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) en la penumbra viendo el vídeo de un ensayo proyectado mientras discuten, paisajes reales de Las Vegas, donde transcurre la historia de ‘La Estupidez’, todos los elementos se mezclan en un montaje no lineal.

desmontando-la-estupidez-11-12

El viaje de ‘Desmontando La Estupidez’ comenzó el verano 2015 cuando Fran Perea, productor de la Compañía Feelgood Teatro, contactó conmigo y con Alberto Rosa comunicando su intención de realizar un proyecto multidisciplinar en su próximo montaje teatral con su compañía.

Fran estaba interesado en introducir el mundo académico de la Psicología en el proceso creativo del montaje teatral, ya que el teatro se sirve de su propio lenguaje psicológico pseudocientífico tanto en su teoría, como en su técnica.

De la misma manera, Alberto Rosa, catedrático de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid, expresó su interés por investigar este proceso como analogía para observar el funcionamiento y la cimentación de ciertos procesos psicológicos que se llevan a cabo por parte de los actores en la construcción de la ficción y que son análogos a los que realizan todas las personas a la hora de relacionarse y adoptar roles en la vida cotidiana.

 

desmontando-la-estupidez-16

 

Ambos tenían gran interés en documentar el proceso y llevar a cabo una película al respecto, ya que generalmente ni un montaje teatral ni una investigación suelen verse explícitamente, más que en sus resultados finales.

El proyecto me pareció una gran oportunidad para sacar a relucir elementos centrales y de gran interés de ambos procesos.

He trabajado en varias ocasiones en montajes teatrales, viendo cómo los actores pasan del texto a darle vida y a los personajes hasta que la ficción va tomando forma. La construcción de esta realidad ficticia siempre me ha impresionado. Cómo le van dando forma a personajes y escenas, cómo los actores van peleando y modulando su técnica y sus recursos, a veces batallando incluso con su propia identidad, cómo el director va ordenando y proyectando su visión del texto y la puesta en escena… La historia se va poniendo en pie y las sutilezas se van puliendo hasta que, de modo casi mágico, de repente, se nos presenta sobre las tablas una ficción, un momento en el tiempo en que se encarna una historia, una situación, ficticia, pero que nos arroja luz y reflexión sobre lo real. Lo que ocurre en escena es una ficción, pero los sentimientos y reflexiones que crea son reales.

Este proceso es muy parecido a lo que ocurre en el cine de ficción, con la diferencia de que la representación final no es en diferido, no se construye la historia con fragmentos capturados, sino que se reproduce en vivo cada vez que se representa, siendo un instante único en el tiempo. Todo el proceso que en la edición audiovisual se lleva a cabo dentro de una serie de encuadres y luego ensamblado para construir una historia con sentido y estética, capturado por una cámara, se lleva a cabo en el teatro dentro de un espacio cerrado y un tiempo definido e irrepetible, ante una audiencia.

 

Esta dialéctica entre el montaje teatral y el montaje audiovisual me pareció extremadamente interesante. Al crear una realidad ficticia basada en fragmentos ensamblados con significantes individuales que van tomando forma en un significado complejo final en el que el espectador es el que les otorga el sentido y rellena de contenido e interpretación aquello que esta viendo. Es un acto de comunicación singular.

En un montaje de cine documental entran en juego más elementos. Supuestamente, el documental se cimenta sobre sucesos reales, siempre enmarcados bajo una mirada, bajo un punto de vista concreto, tanto temático como estilístico, en el que el director elige qué se ve, cómo se ve, en definitiva, qué interpretación le da a esa realidad observada, qué forma le da a aquéllo que observa, qué parte de la realidad decide mostrar.

De este modo, la propia película no deja de caminar el camino inverso: creamos una historia partiendo de una realidad, en la que esta historia, en este caso ‘Desmontando la Estupidez’ no deja de ser una película, que baila en ese limbo entre lo real y lo interpretado.

desmontando-la-estupidez-a
 

Tristán Rosa (Madrid, 1983)

Director y productor

Licenciado en Filosofia por la Universidad Autónoma de Madrid y York University (Toronto, Canadá).
Graduado en Dirección de Cine Documental por el Instituto del Cine de Madrid.
Se estrenó en el mundo del documental con el corto documental El Captador y ha participado tras la cámara en proyectos documentales como:

  • Os quiero, os respeto, os necesito (Alex Campos. Olhares Nomadas 2012),
  • Dormíamos, despertamos (Twiggy Hirota, Alfonso Domingo, Andrés Linares, Daniel Quiñones; Hirota Films 2012),
  • Libre te quiero (Basilio Martín Patino; La Linterna Mágica 2012),
  • Los Quijotes de la Marcha (Florencia Davidzon).

Ha trabajado también en ficción como director en el cortometraje En el nombre del Padre (No Mames Films), y como director de fotografía en cortometrajes de ficción como Árido (Paula Amor; Elephant Room Films), así como en piezas documentales para publicaciones como Nowness Soussa & Labourdette (Julián Tran; Jungles in Paris).

Ha trabajado en produccion audiovisual para cine y publicidad con productoras como Goodgate, TF7, Pugil Films, Palma Pictures, Chester Media, Stop&Play, Mamma Team, Coolshot.

Actualmente, es miembro fundador de Elephant Room Films, con desarrollo de proyectos como director, productor y director de fotografía.

 

José Reyes (Madrid, 1987)

Direccion de fotografía.

Estudió producción audiovisual e imagen en el Instituto Puerta Bonita de Madrid.
Decidió embarcarse en el mundo del vídeo trabajando para productoras de diferentes sectores como freelance, entre ellas, 8MM producciones, Canal +, CP Works, Fake Studio…

Sin dejar de lado su pasión por el cine, se sumó a proyectos de ficción como la película Cenizas del cielo del director Jose A. Quirós y también de carácter documental, Viaje a Yebisah de la directora Adriana Cursino. Así mismo, siempre ha ido explorando su parte artística a través de la fotografía. Cabe destacar colaboraciones con revistas digitales de moda y proyectos con Zara ESPAÑA como fotógrafo, operador de vídeo y editor.

Actualmente es un miembro fundador de Elephant Room Films, donde desarrolla proyectos como fotografo, director de fotografía y operador de cámara.

 

Silvestre López (Talavera de la Reina, 1984)

Operador de cámara, montaje y diseño gráfico.
Estudió Diseño Gráfico y Animación en el IED de Madrid.

Su contacto con el cine se inicia de la mano de Mercedes Gaspar tras colaborar en su largometraje Huidas como diseñador y postproductor. Su experiencia abarca desde trabajos para RTVE como técnico de video, editor y animador en CinePremier, Vaughan.tv, hasta la realización de videoclips (mecanismos 2015; Fresco 2015…) y documentales (Viaje a Yebisah 2014; Return 2017; Doli-30 años de b-boying 2017), pasando por el diseño y maquetación para UNED, CHEMO, Aranda Formación, Vaughan tv.

 

Conviértete en mecenas

Porque queremos seguir creando cultura…
Te proponemos que colabores con nosotros en la producción de ‘Desmontando La Estupidez’.

Contribuye

Entendiendo La Estupidez

¿Has visto ya La Estupidez? Estamos realización un estudio titulado Interpretación, Impostura y Mensaje. Ayúdanos completando esta encuesta.

La encuesta